Un breve resumen sobre el origen del Sushi

Un breve resumen sobre el origen del Sushi

Hoy en día podemos encontrar un gran número de restaurantes que ofrecen sushi en su carta, a domicilio y hasta en maquinas expendedoras… en todo el mundo con y en todas sus variedades, pero ¿sabemos de dónde viene este plato tan saludable?

Podemos remontar el origen del sushi al siglo IV a.C. en el sureste asiático. La comida preservada, el pescado salado y fermentado con arroz era una fuente muy importante de la alimentación. El pescado, una vez limpio, se metía en arroz para que la fermentación natural ayudara a la conservación. Este tipo de sushi se llama narezushi y entonces solo se comía el pescado y se tiraba el arroz.

Con el tiempo, alrededor del siglo VIII d.C. este modo de conservación se introdujo en Japón. Como los japoneses preferían comer arroz con el pescado, empezaron a consumirlo mientras el pescado estaba aún medio crudo y el arroz no había perdido su sabor. Este sushi se llama seiseizushi y se convirtió en una forma de cocinar en vez de un método de conservación de los alimentos.

Desde que se introdujo el sushi en Japón, hasta el siglo XIX, fue cambiando lentamente. Empezaron a hacer hayazushi, donde en vez de usar la fermentación, el arroz se mezclaba con vinagre y se comía junto con pescado pero también verdura o alimentos en conserva. Actualmente, cada región del país sigue utilizando los productos locales para hacer diferentes tipos de sushi.

En el siglo XIX, Hanaya Yohei inventó el nigirizushi, un tipo de sushi que no necesita fermentación y que se podía comer con las manos. Esto hizo que el sushi se convirtiera en comida rápida. A finales del siglo XX, con el aumento de la conciencia saludable, el sushi se hizo popular a un nivel mundial.

Ahora hay una gran variedad de sushi como makizushi, el arroz y otros ingredientes se envuelven con un alga en forma de cilindros; temaki, como el makizushi pero se envuelve en forma de cono; chirashi, los ingredientes se ponen sobre arroz de sushi dentro de un cuenco; y por supuesto aún se come nigirizushi.

Si leyendo esta historia te ha entrado hambre, seguro que podemos ayudarte... ;)