Según un artículo de la BBC la receta de la tempura japonesa tiene su origen en el país vecino

Según un artículo de la BBC la receta de la tempura japonesa tiene su origen en el país vecino

La crujiente y deliciosa tempura japonesa tiene su origen en un plato de la cocina portuguesa conocido como peixinhos da horta. Una receta tradicional lusa que viajó hasta Japón de la mano de tres marineros portugueses que estaban embarcados en un buque de origen chino.

Como cuenta la BBC, Antonio da Mota, Francisco Zeimoto y Antonio Peixoto -los tres marineros y unos de los primeros europeos en pisar tierras niponas- llegaron a la isla japonesa de Tanegashima en la segunda mitad del siglo XVI. Los tres portugueses se dedicaron al comercio de armas, jabón, tabaco, lana pero también a la alimentación, lo que explica que los peixinhos da horta portugueses se dieran a conocer en las tierras del sol naciente.

El origen de esta preparación portuguesa no está claro pero sí que se sabe que se trata de una receta de aprovechamiento y una forma de comer verdura o pescado en las temporadas que no se podía comer carne por motivos religiosos. De hecho, era muy habitual comer peixinhos da horta durante los tiempos de cuaresma que en latín se dice tempora ad quadragesimæ. Y de ahí viene el origen de la palabra tempura.

Para realizar un buena tempura -ya sea portuguesa o japonesa- siga los siguientes pasos:

- En un recipiente adecuado batir el huevo con el agua fría (de nevera) y luego añadir la harina tamizada. El resultado debe ser una masa semilíquida sin grumos. La masa obtenida debe utilizarse enseguida, no se puede reservar para más tarde. Y si se ha hecho mucha cantidad, habrá que poner un cuenco con hielo bajo el recipiente con la masa para evitar que pierda temperatura.

- Aquellos alimentos que se vayan a freír no deben ser muy grandes para evitar que queden crudos.

- Una vez pasados los alimentos por la masa se deben freír en abundante aceite, que tiene que estar a una temperatura de 180 ºC, y se deben freír pocos alimentos por tanda. El tiempo máximo en el aceite no debe superar los 3 minutos.