Como disfrutar del Sushi cuando ya lo tienes en la mesa

Como disfrutar del Sushi cuando ya lo tienes en la mesa

Lo primero que debemos saber es el orden en que debemos atacar las diferentes variedades de sushi. Normalmente lo primero será el «sashimi», que no es propiamente sushi, sino pescado o marisco cortado de manera muy fina. Después será el turno de los «nigiri», piezas de arroz y pescado crudo unidas por una tira de alga nori, y más tarde hará su aparición el «makizushi», o sea, los famosos makis o rollos que todo el mundo conoce. Para el final quedarán los platos de tempura y el «temaki», que significa "sushi enrollado a mano" y consiste en un cono de alga nori relleno de arroz y de lo que le queramos poner.

El sushi, tradicionalmente, se come con la mano, aunque a menudo, y sobre todo en los restaurantes, se sirve con palillos («hashi»). De una u otra forma, los trozos de sushi suelen engullirse de un solo bocado, así que nada de partirlas o comer un trozo para depositar el resto en el plato mientras masticamos. Tan sólo se permite, si no es posible abarcar toda la pieza en la boca, aguantar el resto con los palillos para comerlo acto seguido.

Antes de lanzarnos a sumergir piezas de sushi en salsa de soja debemos informarnos de si viene ya preparado con alguna salsa, pues lo normal es que no necesite más aderezo por estar pensada para ser consumida así. Si mojamos el sushi en soja, debemos hacerlo siempre por el lado del pescado y no por el arroz, puesto que éste se mojará y la pieza se desmoronará en el plato. Además, ya rizando el rizo, deberemos intentar meternos el sushi en la boca para que sea el pescado, la parte más sabrosa, el que entre en contacto con la lengua.

Normalmente, para mojar las piezas en salsa de soja, se provee un pequeño plato llano adicional con la salsa, preferiblemente japonesa en lugar de la clásica china. Aunque el protocolo señala que una persona que desea más wasabi debería pedirle al chef que prepare el sushi con wasabi adicional, se ha hecho costumbre (y está comunmente aceptado) mezclar el wasabi con la salsa de soja.

Y aunque a algunas personas les gusta agregar jengibre («gari») a modo de aderezo, lo cierto es que su función es la de refrescarnos, evitar la mezcla de sabores y limpiar nuestro paladar, y debería ser consumido entre bocado y bocado.